Muchas historias…las mismas caras blancas

Estándar

 

Marcha-52

Foto de Sentiido.

Hace unos meses hubo un escándalo a propósito de una película sobre Stonewall, el motivo era que la cinta hacía un blanqueamiento de la historia, convertía una lucha en la que fueron protagonistas importantes gays, lesbianas y trans negras y latinas, en una muestra del poder emancipatorio de la gente gay blanca. Mientras tanto, un guión similar se escribe por aquí,  como lo muestran cuatro noticias de primera página que circularon durante el mes de junio: una entrevista a Gina Parody y a su pareja, Cecilia Álvarez; un artículo sobre el poder gay en Colombia y otra entrevista a Cecilia Álvarez. También hubo una nota similar en las Dos Orillas con las mismas protagonistas. Pero cual fue el motivo de tanto free press pro LGBT? parece que fueron los mensajes homofóbicos que recibieron en sus cuentas de twitter Claudia López y Gina Parody.

Esta amenaza se convirtió en el epitome de la homofobia en Colombia, de hecho en la entrevista de María Isabel Rueda parece que fuera tan grave como la masacre en la discoteca Pulse en Orlando. Más grave que todas las muertes de mujeres trans que van en este año o que todas las muertes de activistas LGBT. Supongo que esas vidas no son tan importantes, al final son parte de la larga lista de cuerpos racializados y pobres que se eliminan todos los días en este país. La pérdida de estas vidas no merece una entrevista en primera plana en un periódico, si acaso un editorial anodino como el del Espectador o alguna nota morbosa en la sección de judiciales.

Lo que queda claro es que la lucha LGBT es cosa de gente blanca y de élite, son los únicos que puede ser considerados protagonistas así su único mérito sea dar una entrevista con un “bonito” vestido desde la cómoda sala de su casa con seguridad privada, de hecho se pueden autonominar como activistas por dar una entrevista, lo que al parecer es más  heroico que lo que hacen muchos activistas en Bogotá y en Colombia, que todos los días luchan por transformar los prejuicios y por sobrevivir en una sociedad homofóbica.

Pero bueno así son los periódicos, medios que construyen arbitrariamente la realidad de este país de acuerdo a sus intereses. Tal vez, entonces, lo realmente triste es ver tanto activista compartiendo estas noticias por el Facebook y por Twitter, como síntoma de los nuevos tiempos de paz sin homofobia. Tal vez lo triste es que seguimos aceptando que los héroes o las heroínas son blancas y de élite, así como ha sido tradicionalmente la política de representación en Colombia, creo que es buen momento para darse cuenta que el problema no es solo de jerarquías de género y de heteronormatividad, y que el racismo y el clasismo que permea el movimiento de la diversidad sexual no es un problema menor, para un movimiento que pide igualdad de trato, igualdad de oportunidades…inclusión.

Mientras la caras blancas siguen apareciendo en la televisión y en los periódicos, el 3 de julio miles de caras no blancas salieron a marchar, a caminar por las rotas calles de la ciudad, expuestos de verdad al ataque de cualquier homofóbico/a, exigiendo que pare la violencia…la cual no les llegó vía twitter…

Lisa

 

Anuncios

Un comentario »

  1. Mil gracias. Aunque le noto más conciliadora que de costumbre, celebro cómo el texto ilumina tanto los lugares como los procedimientos a partir de los que se está construyendo “la alteridad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s