Archivos Mensuales: marzo 2013

A quien le sirve el 8 de Marzo?

Estándar

ImageDesde hace cien años se conmemora en el mundo el día internacional de los derechos de las mujeres con el objetivo de recordar que cada día, a cada hora millones de mujeres en el mundo son golpeadas, violadas, explotadas y discriminadas.

Mi pregunta hoy, es a quienes les ha servido esta lucha feminista, a quienes les han servido los recordatorios del 8 de marzo. Seguramente a todas, pero sospecho que a unas elegidas, más que a otras porque cuando abra el periódico leeré que en África y en América Latina las mujeres negras e indígenas siguen siendo las más pobres del mundo, sin empleo, sin educación, expuestas a altos niveles de violencia y enfermedad. Mientras en la otra columna aparecerán mujeres con nombres (Gina Parody, Angela Merkel, Christine Lagarde), de piel blanca y cuenta de banco, que contarán como las ha inspirado el feminismo a reclamar un lugar para sí en espacios que son privilegio de los varones. Estas últimas sin duda serán exaltadas como las hijas legítimas del feminismo, pero y qué pasa con esas “otras”?

Por supuesto que ni la Merkel, ni la Lagarde, ni la Parody se hacen llamar feministas pero son una muestra de a quien ha beneficiado el feminismo blanco, hegemónico, liberal, que se olvidó de las opresiones de raza, clase y sexualidad. De esta manera puedo entender la rotunda afirmación de Celia Amorós cuando sostiene que el feminismo es producto de la Ilustración y la Revolución Francesa porque al igual que su “progenitor” erigió un sujeto universal en este caso la mujer blanca, al cual reconocer derechos, dejando por fuera a todas las que no encajaban con el modelo de blanquitud heterosexual burguesa…

No me interesa conmemorar un 8 de Marzo para que un grupo privilegiado siga conquistando espacios de poder. No lucho para que en 5 años Hillary Clinton sea la presidenta de E.U, Gina Parody sea la presidenta de Colombia o Michelle Bachelet vuelva a ser presidenta de Chile. El 8 de Marzo es una fecha para mover los cimientos de un sistema que no va a cambiar porque haya tres o cuatro mujeres poderosas. El 8 de Marzo será revolucionario el día que millones de mujeres indias, negras y pobres no sean más el rostro de la explotación.

Lisa S

Anuncios

Ideas para celebrar (si, celebrar!) este 8 de marzo: Sexo, promiscuidad, masturbación

Estándar

Cuando hace años empecé a marchar en manifestaciones feministas del 8 de marzo recuerdo que mi consiga favorita era “somos malas y podemos ser peores”… En ese momento sentía que era un grito de libertad, profundamente desestructurador y retador para un sistema que de manera hipócrita e interesada nos impone la bondad como exigencia moral y ética. Una bondad hipócrita porque es opresora, dominante y subyugadora del deseo, la pasión y el desenfreno, en otras palabras, de la vida.

Deberíamos aprovechar este año para romper con el cliché romántico, lacrimógeno y cursi que impregna la conmemoración de esta fecha que, en primer lugar, asume que existe algo que se llama “mujer” o “femenino”, y en segundo lugar lo impone como camisa de fuerza para controlar lo que en realidad es un flujo permanente de deseo y rabia. Deseo de sexo, placer, goce, etc., y rabia por la frustración de tener que controlarlo, de ocultarlo e incluso de avergonzarnos de dicho deseo. Y no pienso que todas las personas necesitemos del sexo o estemos siempre en función del goce porque hay a quienes no les interesa, no lo gozan o simplemente no lo consideran importante; pero que hay otra proporción para quienes hace parte de nuestro estar en el mundo, de quienes somos.

Reivindiquemos la “maldad” de usar cuerpos que solo buscamos una vez y luego abandonamos. Por un día rechacemos la monogamia y la regla de fidelidad monótona que obliga a estar atadxs siempre a una sola persona. Hoy, digamos mentiras para obtener sexo a cambio de sexo. Sin compromiso ni reciprocidad. Y como complemento de este golpe al patriarcado moralista deberíamos masturbarnos para afirmar la posibilidad máxima de autonomía y control del propio goce. Como posibilidad de disfrutar de sí, del propio cuerpo y del propio deseo.

Ni regalos, ni flores, ni felicitaciones: mejor, vamos a trasgredir unos cuantos preceptos morales, vamos a dinamitar las reglas que buscan controlar el deseo y por un día juguemos a la anarquía sexual, al deseo descontrolado… Contra el patriarcado: sexo! Contra el patriarcado: orgasmos múltiples! Contra el patriarcado: desnudez y descontrol. Por un 8 de marzo de contactos sexuales casuales, de promiscuidad sin culpas y en libertad! Mi consigna de hoy: estoy caliente, me gusta el sexo y soy feminista!

Bombón